top of page

Los niveles de pobreza infantil están bastante por encima a los de 2019



En Justos y pecadores entrevistamos al economista Santiago Soto, coordinador general del Centro de Estudios Etcétera, quien se refirió a la coyuntura económica internacional y nacional, sus impactos y las medidas económicas.


En este sentido, Soto dijo “venimos de un años muy movidos en economía internacional, primero con una crisis muy importante de oferta y de demanda que fue la del Covid. A eso se suma que cuando el mundo comenzaba hablar de la recuperación a levantarse todo lo que tienen que ver con las restricciones a la movilidad que se había impuestos por la pandemia mundial, sucedió lo de la invasión de Rusia a Ucrania, que es uno de los principales productores de alimentos del mundo”.


El economista señaló que “la primera crisis que a Uruguay lo afectó un poco menor a que otras economías, peros igual de informa importante –estamos hablando de una caída de más e seis puntos del producto- la guerra de Ucrania le genera dos tensiones muy simultáneas. Una muy positiva, porque generó un shock en los precios de los alimentos, porque Ucrania es un gran productor de alimentos, que eso favorece al sector productor del Uruguay. Por otra parte, colocación tensión en los ingresos de los hogares por el lado de los precios, porque los alimentos tienen una influencia muy importante en la canasta de consumo de la gente”.


De esto se desprende, señaló Soto, que la política económica es la que hoy está tensionada por razones. “Nosotros estamos ahora impulsando un centro de Centro de Estudios sobre temas económicos y lo que señalamos en nuestro informe de coyuntura es que si uno mira la evolución de los ingresos familiares durante la pandemia, hubo un acompañamiento. Es decir, la caída del ingreso total de la economía del Producto Interno de la riqueza que generamos los uruguayos en un año, se acompañó con el ingreso de los hogares y el consumo de los hogares. Hubo una caída generalizada donde se compartió el impacto de la crisis en 2020. En el 2021 se vio que no es simétrico a la alza, cuando está subiendo la economía. Podemos ver en el 2021 una clara expansión del Producto Bruto Interno, estamos hablando por arriba del 4%, pero los ingresos de los consumos que destinan los hogares a partir de sus ingresos y del crédito, fue de forma muy inferior. Esto tienen consecuencias distributivas muy importantes”, señaló.


Según su análisis, “pese al crecimiento espectacular de 2021, estamos en niveles de pobreza infantil bastante por encima de los que teníamos en 2019 y también en términos de pobreza en general. En este 2022, la joya de la discusión económica son los precios que tenemos un nivel de inflación alta, de un 9.4, que está impactando de forma muy alta, con salarios por detrás de la inflación y pérdida del poder adquisitivo”, concluyó.


Yorumlar


bottom of page